Contra el trabajo

Giuseppe Rensi

Posfacio y traducción de Paul Viejo

En el marco de la tradición libertaria de la primera mitad del siglo XX, el pensamiento de raíz escéptica de Giuseppe Rensi destacó singularmente (pese al ostracismo al que trataron de relegarlo los cancerberos de la filosofía italiana de la época, Benedetto Croce y Giovanni Gentile, hoy casi olvidados) gracias a su indudable originalidad y a la ferviente pasión crítica que alimenta gran parte de sus escritos, atestiguada tanto por su compromiso político juvenil como por su firme oposición posterior al régimen fascista. En Contra el trabajo, hasta la fecha inédito en España, el que fuera apodado «el poeta maldito de la filosofía» aborda las paradojas y contradicciones de una norma elevada por el sistema capitalista al rango de ley moral, anticipando con su elocuente invectiva la que sería más tarde una de las 

aspiraciones principales del movimiento situacionista: la abolición del trabajo alienante. Para ello el autor recurre, con una mirada exenta de complacencia, a las aportaciones de Friedrich Schiller o Georg Simmel, así como al Manifiesto comunista de Marx y Engels, legándonos un texto a contracorriente que invita a desconfiar de la exaltación del trabajo y de lo que hoy da en llamarse «cultura corporativa» en la creencia de que todo pensamiento político debe considerar esta obligación productiva una maldición del individuo. En contraposición, Rensi reclama el juego, el arte, la pasión por la ciencia y por cualquier actividad que le ayude a sustraerse de las limitaciones asociadas a la tiranía del dinero. Sumándose a una larga y fecunda tradición de libros apologéticos en torno al ocio y la vida contemplativa, como El derecho a la pereza, de Paul Lafargue, o Elogio de la ociosidad, de Bertrand Russell, Contra el trabajo acaba revelándose, hoy más que nunca, como un texto indispensable para entender nuestro lugar en el mundo y remover algunos de los cimientos en apariencia más firmes de la civilización moderna. 



ISBN: 978-84-123407-6-1 | Género: Ensayo libertario | Formato: 135 x 215 cm | Encuadernación: Rústica cosida | Páginas: 112 | Lanzamiento: octubre 2021 | Edición: 1ª | Precio: 15 €


GIUSEPPE RENSI nació en Villafranca di Verona en 1871. Filósofo, abogado y catedrático de ideas socialistas, en 1895 asumió la dirección del periódico Lotta di classe. Fue condenado in absentia a once años de cárcel por el Tribunal Militar por haber participado en los levantamientos obreros milaneses de 1898, reprimidos por Bava Beccaris. Para escapar de la prisión, huyó a Suiza, donde permaneció diez años. Tras obtener en 1903 la nacionalidad de dicho país, se convirtió en el primer diputado socialista del Gran Consejo del Cantón de Ticino y colaboró ​​con numerosos periódicos, convirtiéndose finalmente en editor jefe de Coenobium. De regreso a Italia en 1908, se dedicó a la abogacía y, tras un breve período de política activa, se dedicó a la carrera universitaria: fue profesor libre de Filosofía Moral en Bolonia e impartió Filosofía del Derecho en Ferrara, ejerciendo posteriormente como profesor de Filosofía Moral en Bolonia, Messina y Génova. En 1911 rompió con el Partido Socialista, que favorecía la guerra en Libia. Después de la Primera Guerra Mundial, orientó sus ideas filosóficas hacia el realismo y el escepticismo. Oponente del fascismo y la filosofía idealista de Croce y Gentile, en 1927 fue expulsado de su cátedra en la universidad y terminó siendo encarcelado junto a su esposa. En 1934 fue retirado definitivamente de la docencia. Murió en Génova en 1941. Tras su fallecimiento, la policía prohibió su funeral y dispersó la procesión de amigos y exalumnos que habían querido congregarse en su honor. De entre su extensa bibliografía, conviene destacar El genio ético y otros ensayos (1912); La trascendencia (1914); Esquemas de la filosofía escéptica (1919); La filosofía de la autoridad (1920); Introducción al escepticismo ético (1921); Contra el trabajo (1923; Firmamento, 2021); Interiora rerum (1924); Apología del ateísmo (1925); Apología del escepticismo (1926); Pasado, presente, futuro (1932); La filosofía del absurdo (1937); Autobiografía intelectual (1939) o, ya póstumamente, La moralidad como locura (1942) y Cartas espirituales (1943). 




Un gran moralista que es al mismo tiempo un gran escritor (...). El fuego de su prosa es extraordinario. Sus páginas lúcidas y firmes como el mármol, ardiendo como lava, son dignas de Séneca y Leopardi (...). En el desierto desolado de las cenizas de la producción filosófica italiana (...) la prosa de Rensi se eleva como la columna ardiente de un géiser

ADRIANO TILGHER


Rensi fue, por la feroz independencia de su mente, un visionario que merece aparecer junto al sulfuroso Nietzsche y el irrecuperable Kafka, noble precursor de los situacionistas, precisamente con esta invectiva contra el trabajo. (...) Atravesamos una era en la que el neocapitalismo global y fundamentalista, incapaz de dar trabajo a las poblaciones sometidas, pretende presentarnos el trabajo como una especie de privilegio, al tiempo que aumenta la decretos infames contra los trabajadores. En este contexto, la modernidad de los argumentos de Giuseppe Rensi contra el trabajo se antoja aún más sorprendente

GIANFRANCO SANGUINETTI