Apariciones

Margo Glantz

La urdimbre argumental de Apariciones combina tres secuencias paralelas aunque complementarias: en una, se nos adentra en la relación sicalíptica de una mujer con su amante, participada por la mirada indiscreta de la hija de ella; en otra, dos monjas se flagelan en pos de la unión con Cristo preconizada por su confesor, mientras que, en la tercera, penetramos en el imaginario de la autora que escribe ambas historias proyectando en sí misma la voz de sus personajes -que se entrecruzan e intercambian sus roles-, así como en su propia relación amorosa. Por medio de fragmentos que basculan entre la orgía y la ascesis y que se van uniendo en un brocado de enorme ambición estética, Glantz nos entrega un texto bello y

perturbador sobre los límites del cuerpo femenino que supera el esquema de la novela erótica moderna, de Tanizaki a Bataille, y explora las fronteras que separan lo sacro y lo profano, la violencia y el éxtasis, el placer y la mortificación. 

  «La escritura y la sexualidad se ejercen siempre en espacios privados y por ello mismo susceptibles de violación, espacios secretos, sí, espacios donde se corre un riesgo mortal».



ISBN: 978-84-124114-2-3 | Género: Ficción contemporánea | Formato: 135 x 215 mm | Encuadernación: Rústica cosida con solapas | Páginas: 136 | Lanzamiento: febrero 2022 | Edición: 1ª | Precio: 17 €


MARGO GLANTZ (Ciudad de México, 1930) es narradora, ensayista y crítica literaria. Se graduó en Letras Inglesas en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México, trasladándose con posterioridad a París, donde se doctoró en Letras Hispánicas por la Universidad de La Sorbonne. Es profesora emérita de la UNAM y ha sido profesora visitante en algunas de las más prestigiosas universidades europeas, estadounidenses y latinoamericanas. Ha obtenido las becas Guggenheim y Rockefeller, así como numerosos premios y reconocimientos por su trayectoria literaria. De su obra narrativa, tan sorprendente como heterodoxa, conviene destacar Las genealogías (1981); El día de tu boda (1982)Síndrome de naufragios (1984); De la amorosa inclinación a enredarse en cabellos (1984); Apariciones (1996; Firmamento, 2022); Zona de derrumbe (2001); El rastro (2002); Historia de una mujer que caminó por la vida con zapatos de diseñador (2005)Saña (2006) o Por breve herida (2016)Entre su más reciente obra ensayística se encuentran los volúmenes Y por mirarlo todo, nada veía (2018), El texto encuentra un cuerpo (2019) y Cuerpo contra cuerpo (2020), en edición de Ana Negri.


📰 Zenda recomienda Apariciones,

21 de febrero de 2022

📰 Entrevista en La Jornada,

6 de abril de 2022

📰 Entrevista en Reforma,

16 de abril de 2022

📰 Entrevista en El Cultural,

17 de abril de 2022

Creo que con este libro usted ha renovado el género. Ante el desborde y la trivialización del tema erótico, del hedonismo anquilosado de tedio, de aburrimiento, de ese no va más del sexo erigido en fetiche de nuestro fin de época y caído como un trapo viejo en los vertederos de la pornografía, usted ha recuperado la desnudez prístina del cuerpo y la energía de sus pulsiones más secretas

     AUGUSTO ROA BASTOS, en una carta a la autora, 9 de mayo de 1996


Una autora que mantiene el gesto osado de la escritura y que intenta llegar a los límites de la verdad a través de la exposición y de la auto-exposición de sus obsesiones más íntimas

     ROCÍO SILVA SANTISTEBAN, Hueso húmero


En Margo Glantz aparecen enfoques y procedimientos ajenos al estereotipo de la feminidad tradicional y, en cambio, advierte la entereza en torno de un desafío de lo diferente: la conciencia de la fragmentariedad del ser íntimo en busca de autonomía y sus conexiones transculturales, que transparentan cada uno de los temas de estudio que suele abordar. O que invaden sus relatos. Este afecto por el fragmento -en sí un placer hecho de cortes, incisiones, montajes y re- constituciones sabias, donde resuenan el descuartizamiento, el sentido del ensamble estético y la gastronomía literarias- contribuye a plantear una estrategia de ironía, de búsqueda de lo oblicuo desde el punto de vista de una mujer que ahonda en sí misma al revelar a unas y a otros. Y, sobre todo, de lo anómalo, es decir, lo anormal, lo irregular, lo extraño

     SERGIO GONZÁLEZ RODRÍGUEZ


Un fascinante artefacto de naturaleza novelística (...). Apariciones es una obra, ante todo, irredenta: Glantz no cede en sus páginas ningún margen a lo preconcebido

     Zenda 


En esta peculiar novela, Margo Glantz pone de manifiesto la visión que tiene del cuerpo femenino 

     EDUARDO SUÁREZ, Culturamas


Glantz rastrea el anhelo de conversión que la pasión persigue, el tránsito hacia una unidad superior y más profunda de los seres, mediante el desarrollo de dos historias que, sobre el papel, no podrían parecer más alejadas. Por un lado, el crudo informe de una relación sexual en la que Glantz no nos ahorra detalle del amplio arco de la coreografía y la gimnasia orgiástica. Por otro, la búsqueda de la comunión en Cristo de dos monjas que se entregan a la disciplina, los rigores de la materia y ese territorio siempre resbaladizo entre pureza y corrupción que la mística convoca. Ante este doble paisaje, la estrategia de Glantz consiste en introducir una voz autoconsciente, la suya propia, que se cuenta, conforma y revela en el devenir de las historias referidas, al punto de que, por momentos, el yo de la mujer poseída por el hombre, el yo de la monja clavada en efigie al retrato del Amado y el yo de la escritora que define el acto de escribir como otra forma de pasión, se confunden y solapan. La escritura construye una continuidad entre exceso y carencia, víscera y sacralidad, que viaja desde la animalización de las parejas en el encuentro amoroso a la abstracción perseguida en un matrimonio espiritual que a la postre, como una paradoja recurrente, anuncia que la mortificación del cuerpo sólo acaba por conducir a la exaltación de su imperio. El resultado es una apoteosis de la carne y un recordatorio de otra enseñanza ya anunciada por Bataille, según la cual la afinidad profunda entre transgresión y santidad sólo puede ser sensible y escenificarse en los cuerpos

     RICARDO MENÉNDEZ SALMÓN, La Nueva España


Glantz escribe sobre y desde el cuerpo, explora, a través de la palabra, los límites del sentido para hacer de la literatura el más absoluto de los goces

     ANNA MARIA IGLESIA, La Lectura (El Mundo)


Apariciones se publica en España gracias a la iniciativa de la joven editorial gaditana Firmamento, que decidió romper el muro con el que se topó este libro en el mundo de las publicaciones en castellano, que se había negado a reproducirlo, quizá por la crudeza de su literatura, por miedo a la reacción del público o por simple ceguera. Glantz recordó que en cualquier caso «la literatura no puede ser moralista. Tiene que mostrar la realidad y ésta muchas veces no es moral»

     ARMANDO G. TEJEDA, La Jornada


Referente en la literatura y el feminismo latinoamericano a sus 92 años, pocas cosas parecen frenar a la mexicana Margo Glantz. Capaz de cruzarse el Atlántico como si tal cosa para presentar en España un libro -Apariciones- que publicó por primera vez en 1996 y que Firmamento acaba de editar por primera vez en nuestro país

     MARTA AILOUTI, El Cultural (El Español)


Novela arriesgada e inclasificable en la que se mezclan la osadía y la visión tradicional de las relaciones no solo sexuales entre hombre y mujer, en la que están presentes la tradición mística y el interés que la escritora sobre el personaje de Sor Juana Inés de la Cruz

     ANGÉLICA TANARRO, Publishers Weekly


Incisiva y poética, delicada y violenta, Apariciones es una novela plena de desdoblamientos y de inquietantes fantasmagorías que se mueven al compás del deseo para construir, en la brevedad de sus páginas, una pieza redonda que habla de la gran madurez de su autora 

     SELENA MILLARES, Los diablos azules, InfoLibre

Inspirada en la tradición erótica de la mística, Margo Glantz explora los límites del cuerpo femenino; entre lo oscuro y lo profano, lo bello y lo perturbador (...) Nos acompaña siempre el gozo físico y espiritual, en un lenguaje audazmente erótico (...). Pero la novela va mucho más lejos en su variedad de registros, algo que permite su peculiar estructura, y nos acompaña siempre la música, que convierte la escritura en una maravillosa partitura

     JUAN ANTONIO MASOLIVER RÓDENAS, Cultura|s (La Vanguardia)